martes, 19 de septiembre de 2006

¿Prohibido?

Callejeros finalmente encontró un lugar para su vuelta a los escenarios. El Estadio Chateau Carreras recibirá a la primavera, este jueves 21 de septiembre, con 20.000 personas como testigos de la vuelta de esta polémica banda. El empresario José Palazzo es quien aceptó organizar el evento que contará con aproximadamente 1.600 efectivos policiales. Una de las cosas más curiosas es que Callejeros logró algo que hacía un tiempo que no se lograba… que Luis Juez y José Manuel de la Sota se pongan de acuerdo en algo!!

Potencial conflicto
Este recital no promete ser muy tranquilo. Un grupo de padres de las víctimas de Cromagnon ya se encuentra en Córdoba para repudiar este hecho y hablar con las autoridades municipales y provinciales. Consideran una falta de respeto que el grupo vuelva a dar recitales, después de los 194 muertos de la noche del 30 de diciembre de 2004. Sin embargo, no hay ningún obstáculo judicial para que Callejeros siga cantando.

¿Qué pensar?
Sin duda es un tema muy complejo para sacar conclusiones rápidas y hay muchos aspectos a tener en cuenta.
Por un lado, es discutible si Callejeros debería -moralmente hablando- volver a dar recitales. Si bien es la Justicia quien debe determinar si la banda puede tocar, algunos piensan que no deberían hacerlo por una cuestión de ética.
Teniendo en cuenta el proceso judicial, Omar Chabán está preso y Aníbal Ibarra fue sometido a un juicio político que le costó la jefatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. ¿A qué voy con esto? El caso de Cromagnon no está paralizado…
Uno de los focos de atención son los padres de las víctimas. Nadie niega la legitimidad de un reclamo de justicia; pero es justamente la Justicia la que determinará quiénes son culpables. Personalmente, creo que sus amenazas contra funcionarios públicos, Palazzo o los músicos deslegitiman un poco su papel de justicieros.

Si un médico al que se le muere un paciente y es sospechado por mala praxis puede seguir ejerciendo la medicina… ¿Por qué un músico no puede tocar?

-------------------------------------------------------------------------------------
Este jueves a las 17 hs. ahí estaré con mi cámara de fotos y mi grabador para traerles datos de primera mano!

5 comentarios:

un mero individuo dijo...

Utilizando tu lógica de comparación entre un médico y un músico podríamos seguir así: si un verdulero te vende mandarinas pasadas y sigue vendiendo... porqué un músico no puede tocar? Si Robeto Baggio erró un penal en la final y siguió jugando al futbol...etc,etc.

La Lau!! dijo...

Si seguimos con las comparaciones, quiero mencionar una que escuché anoche en Cadena3 y me pareció terrorífica: "Si a Callejeros le prohíben seguir tocando, a los padres les tendrían que quitar la patria potestad sobre sus otros hijos"... ¿QUEEEEEE??!!! Esto es en relación con la responsabilidad de los padres sobre los lugares que visitan sus hijos..
Considero que debemos dejar de emitir juicios y condenas, y esperar que resuelva la Justicia (eso sí, a esperar...)

Estaré esperando tu cobertura callejera guadis!!

Roberto dijo...

Recuerdo el hecho de la Discoteca Cromagnon, al que se le dio bastante cobertura mediática aquí en España, dada la magnitud de la tragedia y la juventud de las víctimas. Éticamente puede que no sea lo más acertado que la banda vuelva a tocar, pero lo cierto es que, si no han sido condenados por los hechos como responsables de los mismos, y si el Juez responsable del proceso, que por lo que informa Guadis parece que sigue abierto, no ha acordado la suspensión de las actuaciones musicales de esta banda como medida cautelar (para evitar incidentes, para salvaguardar derechos de las víctimas -no llego a ver cuáles se iban a proteger con esa suspensión-, o para evitar que tenga lugar un nuevo accidente -cosa que no creo que sea necesaria, porque con la experiencia ya vivida por esta banda es difícil que repitan un show como aquél, con efectos pirotécnicos o bengalas-, incluso podrían argumentarse la suspensión para evitar daños morales a las familias de las víctimas y supervivientes... pero esto ya sería un tanto inusual) y si no hay suspensión cautelar, ni condena judicial de los integrantes del grupo como responsables de aquella tragedia, no veo de qué manera puede justificarse una limitación a su derecho a volver a actuar, desde el punto de vista jurídico, claro, porque como bien señalas Guadis, desde el punto de vista ético o moral la cuestión se hace más compleja. Pero allá cada cual con la conciencia de cada uno.

Como la cosa se ponga muy tensa la cobertura de esta noticia Guadis te va a suponer una experiencia de periodismo de alto riesgo... ¡1600 policías!

Un saludo.

Pablo Vottero dijo...

Escuche esa comparación por parte de los padres…ellos decían que si a un médico se le muere un paciente por mala praxis no puede seguir ejerciendo. Bue, esto sea así o no, lo que mato a los 194 chicos no fue la profesión de los miembros de la banda sino irresponsabilidades ajenas a la música. No fue la música lo que mató a los chicos, pero si fue la medicina mal hecha la que mató al paciente. Un médico puede ser peligroso ejerciendo con esos antecedentes, pero un músico nunca es peligroso haciendo lo que hace

Noelia Maldonado dijo...

Muy buena cobertura del sow de Callejeros! felicitaciones Guadis!