martes, 15 de mayo de 2007

Bienaventurado quien tiene conocidos en la Justicia


Huinca Renancó, un pueblo al sur de la provincia de Córdoba, casi llegando a La Pampa. ¿Pueblo chico, infierno grande?
Un adolescente de cuarto año se lleva 12 materias. Rinde 9 bien, 3 le quedan previas, debe repetir el año.
12 - 9 + padre fiscal + madre abogada = Recurso de amparo.

La Justicia dictamina que se le tomen los exámenes en una mesa extraordinaria y con un tribunal especial. La razón del amparo: el alumno asegura que era discrimando por un profesor, justamente el que dictaba las materias que le quedaron previas. El chico aprobó una sola de las materias, por lo que pasó de año. El juez que resolvió el caso a favor del alumno, trabaja en el mismo juzgado que su padre.
Yo soy docente y quiero empezar a tomar precauciones. ¿Alguien conoce un buen abogado?

-------------------------------------------------------------------------------------
La imagen pertenece al humorista gráfico Lero Rosales, quien me la envió para que la publicara en Botica Cultural.

11 comentarios:

Davor dijo...

¿Y si es verdad que el chico era discriminado? jajaj
Ahora, respecto a resolución del juez que trabaja en el mismo juzgado, tal vez debería haberse excusado, pero el abogado del maestro debería haberlo recusado. Igual, su decisión es apelable.
Me quedan 3 materias, buen abogado no, pero buena persona seguro (y eso no se discute ajajaja),
Saludos..
P.D: la voté...

O.Revol Molina dijo...

Creo que lo que hizo el padre es una pelotudez marca acme, y el pendejo es el que tendría que haberse dado cuenta que lo que hacía estaba mal. Pero, DE TAL PALO TAL ASTILLA......

P.D: ¿Ud alguna vez ganó algo en algún concurso?

César dijo...

Vi la frase del pizarrón y me salió un "la tiza no se mancha", qué curiosa noticia... ahora, qué pasa si no rinde las otras dos que le quedaron colgadas no?

Saludos!

solo acido dijo...

yo que los profesores le hubiera hecho de esos examenes imposibles que te pasean por todo el programa.
Por otro lado asi anda la educacion y el pais.

Luciano dijo...

Qué lección de vida para el niño! No? En fin, así andan las cosas...

Simon Erusalimsky dijo...

no necesitas un abogado, porq al final si no sos nadie te terminan cachando... lo q se necesitan son contactos... y amigos...

Isil dijo...

Hay otra justicia, llamese divina o ironica, por la cual estos dos padres pelotudazos van a ver fracasar una y otra vez el sueño de tener un hijo exitoso igualito a ellos.

Evidentemente se esta haciendo el rebeldito, y si en el cole no pudo ya va a empezar con las malas amistades, la droga, los embarazos etc.

Esperemos.

--Gabriel-- dijo...

no se porque pero no me impacto mucho la noticia. Es como una historia repetida pero llevada al extremo.
Recien habre egresado del secundario, y se lo q es llevarse una materia. pero siempre me molestó esos padres que iban a quejarse porque el hijo habia desaprobado (hay muchos de esos), si tu hijo desaprueba es porq le cuesta la materia, o porq es un vago, en cualquiera de los dos casos se tiene q esforzar.
Ahora si...pensamos que onda si el profesor era uno de esos boludos q querian pasearlo dos años al pendejo por una misma materia?

aunq nunca vamos a saber como fue realmente, lo mas probable es q haya sido el primer caso. Digo...por lo comun q se esta haciendo el caso

Saludos guadis, tremendo tu blog!

SoLo AciDo Mi OpiNiON dijo...

La justicia argentina es una joda, en la misma semana salio publicada esta noticia y otra en la que condenaron a un cura de no se donde a dar misa. Acaso eso no es lo que hacen los curas? Entonces de que carajo de condena me hablan? Es como que a mi me condenaran a disenar... El problema de la Justicia en la Argentina es que los jueces "fallan".

Reflexiones de un jurista dijo...

Hay un excelente blog de derecho que tiene una nota al respecto.
Se llama "Saber leyes no es saber derecho". Su autor es un profesor de derecho constitucional en La Pampa, Gustavo Arballo.

http://saberderecho.blogspot.com/

Cambiando algunas partes para hacerlas menos "jurídicas" y más legibles (aunque el original es clarísimo, como todo lo que hay en ese blog), la nota dice más o menos lo siguiente:

En rigor de verdad, y a diferencia de lo que salió en los diarios y estuvo en boca de muchos periodistas, el juez no lo hizo "pasar de año" al chico.

Simplemente ordenó, en respuesta a un amparo por discriminación, tomarle examen en un plazo de 20 días desde esa fecha excluyendo al docente "objetado" (por esa supuesta discriminación) del tribunal examinador.

Para asegurar que esa decisión no resultara inútil, determinó en una medida cautelar que hasta que se resolviera la cuestión de fondo (si hubo o no discriminación) el alumno iba a poder ingresar a quinto año aun adeudando tres materias.

Esa medida cautelar fue necesaria para no frustrar el alcance de una eventual decisión favorable. Si no se hubiera hecho así, el amparo hubiera sido inútil, y por más favorable que sea la sentencia final sobre la discriminación, todo lo que podría decir es: tiene razón, sí lo discriminaron, pero lola, vaya y repita el año (porque ya no tendría la posibilidad de reengancharse en el curso de quinto).
Con la medida cautelar, por el otro lado, si la resolución final resulta denegatoria (es decir: no hubo discriminación che, estudiá y no te hagás el vivo), el chico al no tener el derecho adquirido de cursar quinto (porque su ubicación allí es provisoria) tiene que repetir cuarto.

Lo que hizo el juez (dejemos de lado las motivaciones del chico y sus padres, si fue una avivada o un caso real de discriminación, que todos sabemos que en los colegios abundan), lo que hizo el juez, decía, fue habilitar preventivamente al chico a cursar el siguiente año en calidad de eventual, sujeto al resultado final de la causa.

¿Y al final qué pasó?

La historia terminó con el chico rindiendo -y aprobando- Física ante un tribunal especial, formado por docentes de la capital de Córdoba. La mesa tuvo que conformarse así porque "los docentes del Mansilla no quisieron prestarse a ese acto". Es decir, desobedecieron la orden judicial... que ya estaba firme porque el Ministerio de Educación no había apelado. "Bonita forma de inculcarle el respeto a la Justicia" nos dice el autor de la nota del blog citado.

Con esa materia rendida, el chico está ahora en condiciones de cursar quinto año, y lo está haciendo de pleno derecho (porque aprobó), no por orden judicial. Vale decir, ya no es más alumno provisorio de quinto, rindió lo que tenía que rendir, aprobó y pasó. Quizás sea medio bruto el pibe, no más que cualquier chico con materias a marzo o previas, y eso no es una falta grave (discriminar sí). Todas las demás suposiciones acerca de la calidad como personas de él, sus padres, el juez y demás, pueden ser ciertas e influir, obvio, pero son eso, suposiciones.

La nota del blog continúa...

¿Para qué la Justicia?, se pregunta el autor.

El Gobernador De la Sota dijo que "La Justicia no está para ponerle nota a los alumnos ni para hacerlos pasar de grado. Son los maestros los que deben llevar adelante el proceso educativo".

Pero dice el autor: "no es De la Sota el que tiene que decir para qué está y para qué no la justicia. Y el proceso educativo -que efectivamente llevan adelante los maestros- no es, que yo sepa, zona vedada al control judicial de la administración pública. Que así se haya entendido tradicionalmente -y mal- es otra cosa."

El autor dice esto teniendo seguramente en cuenta que en nuestra historia, muchas actividades y decisiones del gobierno y la administración pública en general, se mantuvieron fuera del control judicial (y por lo tanto fuera del control de si eran o no justas y acordes con nuestra Constitución Nacional, tratados de ddhh, etc.) gracias al pretexto de que eran cuestiones "no justiciables", "cuestiones políticas", "ámbitos de discrecionalidad", etc, etc.



Bue... mejor vayan y lean el original.

Saludos.

La vieja que no devuelve la pelota. dijo...

Si 12-9 es2... me parece que nos están enseñando mal. Con el mal ejemplo, ¿se entiende?