miércoles, 5 de marzo de 2008

"La coca es verde"

"La coca no es negra ni blanca, la coca es verde".
Esa frase estaba presente en carteles durante manifestaciones y en remeras en los mercados artesanales. El consumo de la hoja de coca en Perú es tan común como el consumo de agua o aire.
En las ciudades que están a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, el coqueo es algo absolutamente natural, o incluso necesario, para la gente que vive allí.
La gente local siempre recomienda a los turistas que visitan ciudades como Puno, Cuzco o Arequipa que tomen mate de coca o mastiquen hojas para no apunarse y sufrir el soroche o mal de altura.
Sin embargo, hoy algunos medios locales y nacionales, informaron que la ONU pidió que se adopten medidas para abolir el uso de la hoja coca en Bolivia y Perú e, incluso, que se dejen de fabricar productos industrializados derivados de ella.
Esto se debe no sólo a que la hoja de coca es la materia prima de la cocaína y esta iniciativa sería u intento de lucha contra el narcotráfico. Además, desde la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) se indicó que el masticar hoja de coca podría ser dañino.
Aún no hubo repercusiones o respuestas de los países implicados.

15 comentarios:

bachi.tux dijo...

Es como cuando la Iglesia pidió que no se mantuvieran relaciones sexuales, o cuando prohibió el uso del condón!

Por favor...

Si estas personas solo se dedicasen al reparto de la riqueza mundial equitativamente y no de quitar la cultura a los países...

Estamos grandes!

Alejo dijo...

como si eso reduciría el consumo de cocaína

que necios por dios

slds

Fernando dijo...

Bachi: No creo que sea buena comparación la cocaina y el condón. La cocaína mata, el condón te salva la vida.
Alejo, la conexión es evidente. Aunque nos guste tomar merca es obvio que prohibiendo el cultivo de coca se reduce la fabricación de clorhidrato de cocaina. (La misma relación entre el cigarrillo y la hoja del tabaco).
Lo que dice guadis sobre que en esos lugares se hace necesario tampoco es una verdad científica. La gente que vive en esos lugare está acostumbrada (congenitamente) a la menor concentración de oxígeno en su atmósfera, no necesita mascar coca las 24 horas para mantenerse en pie.
El efecto es el de un analgesico.
Los puede mantener despiertos trabajando sin comer y sin beber agua hasta varios dias.
Pero hace daño.

Pd.: Mas allá de disentir, es un placer encontrar este tipo de posts y weblogs.

La vieja que no devuelve la pelota. dijo...

Cuando voy por las alturas no me agarra el soroche, me agarra el zogaca.
El otro día mastiqué una hoja de coca:
le pedí al almacenero el remito de entrega del cocacolero y lo mastiqué.
Todavía estoy esperando el efecto loco.

Nowhere Man dijo...

Convengamos que tambien es una practica muy usual en el norte de nuestro pais. Es una costumbre muy arraigada en los pueblerinos y casi imposible terminar con eso. No me parece mal, lo veo como una tradicion. Y creo que el tema del narcotrafico y las drogas van por otro camino totalmente distinto.
Beso!

Llanura Pampeana dijo...

¡Era hora de que se sepa!

Saludos



Si la ciudad te aburre, date una vuelta por el llano pampeano.

Emiliano Orlando dijo...

que la onu, la triple k la otan me chupen bien las pelotas

:)

slds

Pasajera En Trance dijo...

hola vivo en tucuman y aca todo el mundo coquea...o sea mi viejo siempre tiene una bolsita de coca...es una costumbre aca mas que nada despues de un asadito...que se yo...poor ahi escucho en la tele a los porteños que se admiran de q se coquee por aca pero es muy comun en el norte...en salta en jujuy

gonza dijo...

probaste la coca? te gusto?

franco tirador dijo...

es absolutamente cierto lo que decís. yo viajé algunas veces a Perú y a Bolivia, y me recomendaron tomar el té de coca, y otro al que ellos llaman TRIMATE, que es una mezcla de té de coca con otros dos que ahora no recuerdo. El sabor es un tanto similar al té de tilo o manzanilla, o sea, nada fuerte ni desagradable. Y no se si tuvo que ver el té o no, pero la altura no me afectó para nada.
beso grande!.

guadis! dijo...

Si probé la coca, sobre todo en el Camino del Inca. No me gustó coquear, pero sí tomábamos mate de coca todas las mañanas al levantarnos antes de empezar a caminar.
En este blog no se escriben "verdades científicas" ni mucho menos.
Sin embargo sigo pensando que la coca es indispensable para los pueblos de norte argentina, Bolivia y Perú. Acá el asado no es una necesidad vital, pero ojo si lo quisieran prohibir!! Es algo arraigado culturalmente que a esta altura se ha convertido en una necesidad, según mi punto de vista...

Rapote dijo...

Una vez de paseo por Bolivia y ante un intento yankee de erradicar los cocales vi las manifestaciones de los que cultivan la coca con carteles que decían: "ERRADIQUEN SUS NARICES"

¿Por qué atacar a la materia prima?

Si la DEA quiere eliminar el consumo de cocaína debe atacar a los productores de cocaína y no a quien cultiva la coca.

¿Si quiero erradicar las armas de fuego voy a ir en contra de las siderurgias?

En fin...

Bueno el Blog. Saludos,
Rapote

Javier dijo...

Recuerdo el día que Los Nocheros fueron invitados a almorzar con Mirtha y uno de ellos peló una bolsita con hojas de coca y se puso a masticar! un grossssso!

La vieja horrorizadaaaaa! diciendo "no es ilegal eso? ay... no, aquí no lo haga..."

Personalmente nunca probé ni me interesa, por lo tanto, creo que no lo haría tampoco en el futuro!

Besos!

(lindo post)

un servidor dijo...

No sabía la de los Nocheros... jajaja.

Mascar coca hace mal a los dientes... pero también el chicle Bazooka.

Ahora lo gracioso es eso de que se dejen de fabricar derivados... Creo que la principal gaseosa mundial tendría un problemita con su fórmula secreta.

La vieja que no devuelve la pelota. dijo...

La única vez que mastiqué la coca, fue aquella vez que me la olvidé en el freezer...