jueves, 13 de noviembre de 2008

Un misterio llamado Eleanor Rigby

¿Se basaron en un personaje real o sólo fue fruto inconsciente de distintas experiencias?
En la web de elpais.es, se publicó un interesante artículo sobre los datos que se obtuvieron de la canción Eleanor Rigby de Los Beatles y que la transforman en un enigma con distintas versiones sobre su verdadero origen.
En primer lugar, hay una disputa sobre quién fue el autor del tema que fue lanzado en agosto de 1966. Si bien se lo reconoce comouna obra de Paul McCartney, John Lennon aseguró en algún momento que el setenta por ciento de la letra era de su autoría.
Hasta el momento, McCartney, afirmó que el personaje era sólo producto de su imaginación y que pensó en alguna historia dramática al estilo Annabel Lee de Edgar Alan Poe.
No obstante, hace poco Paul entregó algo para subastar en una obra caritativa. ¿Qué entregó? Una hoja de una registro de 1911 del Ayuntamiento de Liverpool con la firma de una empleada del City Hospital de 16 años llamada Eleanor Rigby.
Para mayor información, leer el artículo completo.



--------------------------------------------------------------------------------
Foto: Estatua de Eleanor Rigby en Liverpool. Obtenida en elpais.com.

6 comentarios:

Dédalus dijo...

Siempre creí que E.R. era el nombre de alguna chica, amiga o novieta, de George Harrison... Y, mira tú por dónde, hay que ir a desempolvar los archivos del ayuntamiento de Liverpool, para descubrir que no todo fue pura invención...

Besos, Guadis. Yo también vibré con los Beatles. Y mucho.

xavier dijo...

Muy buena historia!

Ana dijo...

No tenía la menor idea de esta historia. Soy una ignorantA!

Guty dijo...

Que bueno, me gustan esas historias que mezclan la leyenda con la realidad.
Ahora, el certificado de Paul será real o tal vez una falsificación para regar la curiosidad?

unServidor dijo...

A esta altura, Eleonora está junto a Lucía, en el Cielo, con diamantes...

San Gordelius dijo...

Hay algunas canciones de las que nunca podremos saber nada... Como 'I am the Walrus', que lo único que tiene de inspiración son 2 bomboncitos de ácido.

Jajaja.

Slds.