martes, 24 de marzo de 2009

Yo como, tú comes, él no come

Según informó el INDEC, una familia tipo -padre, madre y dos hijos- comen por 14 pesos al día (equivalente a 4 dólares ó 3 euros, aproximadamente). Estos números escandalosos -son 3,7 pesos por persona por día, u 80 centavos por persona por comida- no son coherentes por ejemplo con los de una organización de beneficiencia como el Ejército de Salvación que gasta un 500% más (17 pesos) para alimentar a un indigente.
Con las cifras oficiales de 441 pesos al mes, estamos frente a una dieta que no debería incluir leche, carne, verduras o frutas y, como dice Josefina Licitra en la nota de Crítica de la Argentina, no debería incluir tampoco hambre.
Lo más grave es que el Gobierno no está tampoco educando al pueblo con esta información. Cristina Banzas, nutricionista integrante del Grupo Educador en Salud y Alimentación asegura: “El planteo de Moreno tiene infinitas fisuras, y una muy importante, por afuera de la económica, es que al Gobierno le falta educar al pueblo. La gente no puede comer bien con tres pesos y medio principalmente porque esa cifra es irrisoria, y en segundo lugar porque tampoco sabe usar ese poco dinero de un modo relativamente óptimo.”Paradójicamente, un informe realizado por la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua) arroja números notablemente mayores. Según estos datos, una familia tipo, de clase media y con necesidades básicas satisfechas necesita 1.000 pesos para comer. Esto incluye el consumo de verdura y carne una vez por día y no contempla caprichos. Sin embargo, si a esta catidad de dinero no se la administra bien, es posible que hasta falte comida.
Pero todavía hay más datos. Según Sergio Britos, profesor de Economía y Política Alimentaria de la carrera de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires (UBA), una familia tipo, pobre necesita 24 pesos por día, 720 pesos al mes, para tener una dieta saludable.
Claro que parece que lo que le importa al Gobierno es que la gente no se queje de hambre. De las Enfermedades Crónicas no Transmisibles como cáncer, diabetes, hipertensión, colesterol y obesidad, causadas por la persistencia de este tipo de dietas en el tiempo, que se ocupen los médicos y los hospitales públicos. Para eso hicieron el Juramento Hipocrático.

---------------------------------------------------------------------------------
Fuente: Las recetas del chef Moreno tienen sabor a nada de Crítica de la Argentina.
Foto: Sacada de Poca Tinta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Guadis...¿no vas a poner un recordatorio por los desaparecidos del golpe militar? La verdad no me sorprende.
saludos
POP

PatO! dijo...

Sí...de más esta decir que las estadisticas del gobierno son super mentirosas. Yo no se como les da la cara a estos tipos!

Besos!