viernes, 1 de mayo de 2009

Venezuela: la oposición denuncia retiro de libros por razones ideológicas

Miriam Hermoso denunció que más de 62 mil libros de la red de bibliotecas del estado de Miranda fueron retirados por razones ideológicas. Muchos de los ejemplares retirados se vinculan con líderes políticos que tuvo Venezuela antes de la llegada de Chávez y que se sustituyen por textos contenido marxista. Entre las bajas encontramos El Principito -de Saint-Exupéry-, el Quijote -de Miguel de Cervantes Saavedra-, las obras de Rómulo Betancourt -el primer presidente de la democracia- y Doña Bárbara, de Rómulo Gallegos -el novelista más importante de Venezuela- que gobernó de 1945 a 1948 y cuyo busto fue recientemente retirado del palacio presidencial de Miraflores.
Su destino: una empresa recuperadora de papel. Al parecer, se vendieron como pulpa a 0,12 euros por kilo para realizar papel higiénico, servilletas y productos similares.

Réplica.
Ignacio Barreto, presidente de la Biblioteca Nacional de Venezuela aseguró que en 2005 cuando el quipo de Cabello llegó al gobierno de Miranda, las bibliotecas estaban en un estado deplorable, llenas de hongos y polillas. En consecuencia, aseguró que puede que se hayan retirado 62 mil ejemplares, pero no por razones ideológicos sino atendiendo a la regulación las desincorporaciones de las colecciones y agregó que lamentablemente, los hongos y las polillas no saben nada de ideología. Ante esto, Hermoso aseguró que no más del 10% de los libros podrían haber estado deteriorados pero que lo que ocurrió fue una retirada masiva.

--------------------------------------------------------------------------------
Fuente: La oposición venezolana denuncia la retirada de 62.000 libros de las bibliotecas por razones ideológicas en el blog Sociedad Civil Venezuela.
Chuenga.net: En esta red de noticias podés leer lo que opinan personas de distintos países de latinoamérica y dejar tus comentarios.

8 comentarios:

Nati dijo...

Que mal...Muy triste y sin sentido para mi querida Venezuela, que aguanta y aguanta.

un beso

Javier dijo...

chávez podría borrar del faz de la tierra los ejemplares de Coelho y lo coronaríamos presidente de todo el mundo...

Stella dijo...

No se por qué, pero no me sorprende!

Anónimo dijo...

http://bibliotecasmiranda.blogspot.com/

Ana dijo...

Todo es posible allá...

VERÓNICA MARSÁ dijo...

Aj¡ De momento, leyendo tu post me ha salido urticaria por todo el cuerpo. Tengo alergia a la barbarie, al dogmatismo, a la incultura y a los burros que siguen alguna de estas doctrinas¡¡¡

Un abrazo lleno de flores. Bravo por tu post de denuncia¡¡¡

Colectivo dijo...

Directiva del IABIM confiesa que no tiene pruebas de que las desincorporaciones de libros fueron por "criterios ideológicos"
Las directivas del IABIM Miriam Hermoso y María Elena Zapata , luego de una decena de invitaciones ignoradas, se reunieron el miercoles 13 de mayo con los responsables del Programa de Bibliotecas Publicas de Biblioteca Nacional.
Alli confesaron que no poseian prueba alguna de que las desincorporaciones de libros en las bibliotecas de Miranda entre 2005 y 2008, se hubieran efectuado "con criterios ideológicos". Y responsabilizaron a los medios de comunicación de haber puesto en su boca palabras que jamas dijeron. Aseguraron que nunca habian culpado a nadie de los supuestos hechos denunciados y que cualquier reclamo se lo debian efectuar a los periodistas.

Anexo publicamos (una vez hecho público en la revista digital Encontrarte) el correo enviado por el Director de Biblioteca Nacional, Ignacio Barreto a Jaime Bergamin, del equipo de Encontrarte, relatando los detalles de la reunión.

De: Ignacio Barreto (Correo no mostrado)
Enviado: jueves, 14 de mayo de 2009 06:15:39 p.m.
Para: jaime bergamin (Correo no mostrado)

Información de última hora:
El día miércoles 13 de mayo en horas de la mañana se realizó la tan esperada reunión entre la directiva del Instituto Autónomo de Bibliotecas e Información del estado Miranda - Miriam Hermoso y María Elena Zapata- y la Dirección de Programa de Bibliotecas Públicas de la Biblioteca Nacional -Milagros Calderón y Jorge Castro- Durante la misma, las funcionarias de Miranda confesaron que no existía prueba alguna de que la desincorporación de los libros se hubiera hecho con criterios ideológicos y que "los medios de comunicación habían puesto en boca de ellas cosas que jamás dijeron". Sin embargo, no creo que sea necesario preguntarse, ¿por qué no pidieron un derecho a replica en su momento y dejaron que la campaña se desarrollara hasta la magnitud que alcanzó? La respuesta, clara como el agua, apuntará siempre hacia los intereses desestabilizadores de la oposición golpista.
Ignacio

Colectivo dijo...

LA DESINCORPORACION DE LIBROS EN MIRANDA O UNA MENTIRA REPETIDA MIL VECES…
La campaña sobre la "destrucción de libros por razones ideológicas" en las bibliotecas de Miranda, comenzó desde diciembre pasado, apenas tomaron posesión las nuevas-viejas autoridades del IABIM.
Ya han pasado 6 meses a lo largo de los cuales las autoridades del IABIM han divulgado información en forma pública que pretende cuestionar y criminalizar la labor técnica y profesional de decenas de trabajadores bibliotecarios de Miranda.
Hasta la fecha no han realizado una averiguación formal a través de los órganos de control interno, lo cual permitiría el derecho a la defensa de los trabajadores y el acceso a los documentos que soportan sus actuaciones. Por el contrario han “confiscado” ilegalmente toda la documentación de las unidades que participan habitualmente en los procesos de descarte, y eventualmente podrían manipular, modificar o destruir los informes técnicos, fotografías y demás elementos que sustentan los procedimientos.
Tampoco han solicitado a los organismos jurisdiccionales como el Ministerio Público o la Contraloría General la apertura de las investigaciones correspondientes, lo cual también posibilitaría el derecho de defensa de los trabajadores.
Es decir, que sin investigación formal ni derecho a la defensa condenaron públicamente como criminales a decenas de bibliotecarios que, al margen de sus preferencias políticas, se limitaron a cumplir con su trabajo según las normas establecidas formalmente por la institución.
Evidentemente los fines de la campaña de mentiras son netamente políticos y forman parte de la llamada “polarización”. Pero es inaceptable que por estas razones ajenas a nuestro trabajo, se cuestione nuestro desempeño, se nos agreda y se nos coloque en una situación de zozobra y angustia condenándonos como delincuentes.
Asimismo esta campaña de mentiras tiene como objetivo presionar y chantajear a los trabajadores para forzarlos a renunciar o abandonar su trabajo frente a las acusaciones que los señalan como delincuentes.
Sin embargo estamos absolutamente seguros del profesionalismo de nuestro trabajo y no vamos a caer en el chantaje. Nuestro desempeño está perfectamente explicado y sustanciado en cada uno de los expedientes elaborados para cada caso. Los criterios, las cantidades, los informes, las fotografías y demás documentación están debidamente registrados.