sábado, 7 de marzo de 2009

De la subasta al museo

El dueño de una cerveza y una aerolínea, ambas de nombre Kingfisher, es quien se quedó con el legado de Mahatma Gandhi.
Vijay Mallya, un millonario indio, compró unas sandalias, un cuenco, un plato, un reloj de bolsillo y los anteojos en una subasta en Nueva York. Su objetivo es devolverle a su nación el legado del pacifista y llevar los elementos, que le costaron 1.300 euros, al Museo Nacional de Gandhi.
Tushar Gandhi, el bisnieto que había intentado detener la subasta, está muy contento porque las pertenencias de este ícono del siglo XX regresen a su país y puedan permanecer allí debido al gran valor que tienen. Sin embargo, aún no se podrán entregar los objetos a Mallya porque el Departamento de Justicia de Estados Unidos quiere aclarar la situación con Nueva Delhi antes.


---------------------------------------------------------------------------------
Foto: Vijay Mallya quien compró las pertenencias de Mahatma Gandhi. Sacada de A load of crap from an idle brain.
Fuente: elpais.com.

6 comentarios:

lucas ignacio dijo...

ojala hubiera millonarios argentinos que piense como este ricachon

Gurisa dijo...

Se diría que este ricachón sí que es un patriota...

El Fantasma de Belgrano dijo...

Ustedes piensen lo que quieran. Para mí, nada bueno puede venir de alguien que usa ese pañuelo en el saco.

Pantro dijo...

Guadis te robe a "si el pochi se muere" de tu lista de sitios recomendados! jaja, es de lo mejorcito q descubri en estos tiempos de crisis creativas. Despues de la inagotable cantera de conocimientos q emergen de "la botica cultural" obviamente....

Con respecto a la subasta de Gandhi coincido abiertamente con el fantasma de belgrano. Encontro el detalle oculto que nadie habia observado, pero sin embargo, ejercia una extraña sensacion de garquismo en todos nosotros.

Palmadas en el plexo solar para todos ustedes.

amaliovilla dijo...

mirá vos el tipo. bienintencionado. qué cosa que por no ser la regla sea noticia, no?

te mando un beso, hace mucho que no te veía, por suerte traés el mismo pañuelo y te puedo reconocer.

Guty dijo...

Ven? Al final el dinero no hace la felicidad, la compra hecha (?)
Capo el Goldsilver.